Para cualquier industria, sin importar el ramo al que pertenezca, las maquinas representan un músculo imprescindible dentro de su proceso productivo. Así que debemos ser cuidadosos y nunca improvisar al momento de adquirir, operar, reparar o realizar el mantenimiento de estos activos tan importantes, si queremos asegurar la continuidad operativa y el patrimonio de la empresa, pues de esto dependen propietarios, empleados y clientes.

En el caso de la operación, reparación y mantenimiento de los equipos, cada tipo de maquinaria es un universo en expansión, pero en lo que respecta a la adquisición se pueden seguir algunas pautas que garantizarán el éxito al momento de adquirir maquinaria industrial.

#1 Nunca olvidar los requerimientos y especificaciones del equipo

Es evidente que no es igual fabricar lápices que reciclar papel. Es necesario listar todos los requerimientos y especificaciones que debe cumplir el quipo solicitado para operar correctamente en el medio de trabajo al cual se destinará. Factores como la carga máxima de trabajo, temperatura de operación, producción por hora, características del espacio de trabajo (ventilación, presencia de partículas, precauciones especiales).

#2 Comparar las diferentes opciones del mercado (cuando sea posible)

Aunque no siempre será posible, será conveniente comparar diferentes modelos y fabricantes del tipo de maquinaria requerida, incluso dentro del stock de un mismo proveedor. Tomando en cuenta factores como las referencias existentes de cada una (opiniones o críticas), el grado de especialización del fabricante o el precio, podemos hacernos una idea de cuál alternativa es la más conveniente.

#3 Tomar en cuenta la escalabilidad y la vigencia de la tecnología

Generalmente la necesidad de compra suele presentarse para satisfacer la demanda actual de la empresa, descuidando la potencial demanda futura. En la mayoría de los casos esto da como resultado una pérdida de productividad a mediano plazo. También es conveniente asegurarse que la tecnología de la maquinaria adquirida mantenga su vigencia por al menos tres años para asegurar el retorno de la inversión.

#4 Apoyarse en un proveedor con un buen servicio postventa

El proveedor es tan importante como el fabricante al momento de adquirir maquinaria. Es importante valorar su stock de refacciones, la especialización de su personal, canales de comunicación, tiempos de respuesta y planes de mantenimiento, entre otros aspectos. Algunos proveedores como Peyser Maquinarias, ofrecen servicios de alquiler y soporte técnico de maquinaria industrial ideales para solventar fallos en la capacidad operativa con una relación coste-beneficio bastante buena.